Cultura Empresarial

Published on November 9th, 2017 | by Angel Rivero Palomo

Turismo en México: más mundo en México y más mexicanos disfrutando su país

La cifra de turistas nacionales alcanzó los 55.4 millones de los cuales 18.8 millones fueron internacionales, lo que significa que el 75.6% del consumo turístico que se realiza en el país, proviene del turismo nacional.

De acuerdo a las cifras más recientes del ranking mundial de destinos turísticos de la Organización Mundial del Turismo 2016, México es el octavo país más atractivo para el turismo mundial. Con 35 millones de visitantes internacionales, el país obtuvo en 4 años un crecimiento en esta actividad económica cercano al 50%.

Esta posición de liderazgo regional implica que el atractivo del país ha ido en aumento gracias a ventajas competitivas como la hospitalidad y calidez de su capital humano, la calidad de los servicios de hospedaje y de alimentación, la infraestructura instalada, así como la gran riqueza natural, histórica y cultural con la que cuenta, y que constituyen entre otros factores, cadenas de valor que lo diferencian de la competencia. Potencial entre muchas otras cosas ligado a la diversidad de su oferta en destinos – playas, desiertos, ciudades coloniales y modernas – y al impacto transversal que tiene en la economía.

Estos y otros indicadores que señalan a México como líder regional, muestran tendencias interesantes y positivas, pero también evidencian grandes retos nacionales en este importante sector como la sustentabilidad, el cambio climático, el impulso de la promoción turística para la diversificación y fortalecimiento del producto turístico, el incremento de las inversiones y del beneficio social, como lo señala el Programa Sectorial de Turismo en el Plan Nacional de Desarrollo 2013 – 2018.

Dentro de las diversas estrategias de posicionamiento turístico del país, es importante otorgar una mirada más atenta al fortalecimiento el turismo interno como vehículo de gran valor económico dado que el consumo que este genera no depende de factores externos como las condiciones de la economía internacional, las alertas de viaje internacionales o alteración de políticas exteriores; si no de cuestiones internas que se pueden controlar y mejorar con mayor facilidad, como el trato respetuoso y atento a los turistas connacionales, para que vivan experiencias positivas y placenteras, que los inviten a hacer del turismo nacional una actividad habitual.

En México como en la mayoría de los países, el turismo doméstico tiene una determinante incidencia en la actividad económica. Según lo señalado por Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, en 2016 “más de 226 millones de turistas nacionales recorrieron el país, 20 por ciento superior a la registrada al inicio de la administración”, además “de enero a mayo de 2017 recibimos nueve mil 232 millones de dólares por divisas turísticas, 10.2 por ciento más que en el mismo periodo de 2016”, resultados que consolidan a este sector como uno de los principales motores de la economía del país.

La mayor contribución al empleo derivado de la derrama económica en los destinos mexicanos está en las áreas de: restaurantes, bares y centros nocturnos, seguido del transporte de pasajeros, los bienes y las artesanías y el comercio, alquiler, entretenimiento.

De acuerdo con información publicada por la Secretaria de Turismo, en 2016, se registraron 74.316 millones de llegadas de turistas a cuartos de hotel, de los cuales, la cifra de turistas nacionales alcanzó los 55.4 millones, mientras que 18.8 millones fueron internacionales, lo que significa que el 75.6% del consumo turístico que se realiza en el país, proviene del turismo nacional. Lo que constata que iniciativas como “Viajemos Todos por México”, han dado frutos positivos en su consolidación.  Según estadísticas del Consejo de Promoción Turística de México, hasta el año 2016, Cancún, Riviera Maya, Los Cabos y Puerto Vallarta son los cuatro destinos de playa que más turistas han visitado, sin embargo entre las ciudades más frecuentadas por éstos, son también Guadalajara, Ciudad de México, León y Monterrey.

De esta forma, para México el turismo se reafirma cada año como un sector de la economía con grandes perspectivas de crecimiento. Aunque en promedio los turistas extranjeros tienen un nivel de gasto promedio superior al de sus contrapartes nacionales, son los segundos quienes se reafirman como la columna vertebral del sector, dada su proporción y el hecho de que se promueve la circulación de capitales al interior.

Es importante diversificar la oferta turística a más destinos internos y fortalecer la infraestructura y capacitación turística de más comunidades, Pueblos Mágicos y ciudades históricas, para hacerlas más atractivas al consumo interior y más sustentables a largo plazo. Estrategias como ésta, se llevan a cabo con resultados favorables en países que han resentido la disminución del turismo extranjero, como China, Estados Unidos, Francia y España.

La posición turística internacional del país continúa en crecimiento, pero buscar alternativas que fortalezcan la calidad de los servicios como la transportación aérea, la logística aeroportuaria, la transportación terrestre eficaz y segura, que se brindan a los viajeros nacionales al interior del país, harán de México un destino cada vez más fuerte y competitivo.


About the Author

*Ángel E. Rivero Palomo. Internacionalista con Maestrías en Humanidades, Negocios y Periodismo. Leadership Scholar (Kellogg School of Management, Northwestern University) con estudios de Gerencia Pública en Harvard Kennedy School. Doctorante en Gobierno y Gestión Pública. Diplomados en Análisis Político Estratégico, en Gerencia de Campañas Políticas y en Transición, Procesos de Cambio y Gobernabilidad. Secretario de Desarrollo Social de Q. Roo. Actualmente Rector de la Universidad de Quintana Roo "UQROO" Contacto: @arivero2002



Back to Top ↑