Cultura Empresarial

Published on June 1st, 2012 | by Juan Antonio Palacios

Responsabilidad social: tendencias para la sustentabilidad y competitividad

Nos ha tocado ciertamente vivir en un periodo de nuestra historia con cambios acelerados y profundos que ha traído, claro está un indiscutible progreso, pero que también  ha acarreado trastornos al mundo y en particular  a los países que, como el nuestro, no ha logrado su debido desarrollo.  La economía  en  México no ha sido suficiente para promover los empleos que se necesitan crear cada año.  Aunado  con la crisis financiera, la recesión  mundial internacional, las expectativas de empleo y el crecimiento se han ajustado a la baja de en los últimos años.

Para contrarrestar dicho magro crecimiento, se ha incrementado en forma mundial el interés por la responsabilidad social, en cuestiones ambientales, competencias  laborales y desarrollo armónico de la sociedad, con el término denominado “Empresas Socialmente Responsables”  (ESR) o Responsabilidad Social Empresarial (RSE), como una estrategia del negocio que conlleva a identificar a todos los grupos de interés en la empresa y actuar buscando la rentabilidad de la misma en sincronía con los intereses de todos ellos, en un ambiente filantrópico. “La RSE se define como la integración voluntaria por parte de las empresas, de las preocupaciones  sociales  y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores.”1

La Organización Internacional para la Estandarización presentó a finales del año pasado la ISO 26000 RS enfocada a la Responsabilidad Social y la ISO 14000 destinada a certificar el cuidado y la preservación del medio ambiente. En la última reunión de trabajo para definir la ISO 26000 RS (enero 2012-Australia),  se propuso eliminar el término empresarial, para que sea aplicable a cualquier ente, pequeña mediana o grande. De igual forma dicha norma permitirá avanzar hacia la adopción de estándares que miden  la eficiencia de prácticas de responsabilidad social, así como establecer una definición universal sobre este concepto y se establecieron los siguientes principios de la RS:

  • El Cumplimiento de la Ley respecto a los tratados internacionales;
  • El reconocimiento de los derechos de los accionistas y rendición de cuentas y la;
  • Transparencia.

Pacto Global de la ONU

En el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, en 1999,  se lanzó una iniciativa con el objetivo de promover la conciliación de los intereses empresariales con los valores y demandas sociales, un pacto global entre las Naciones Unidas y el mundo de los negocios. En dicho  Pacto Mundial, se solicita a las empresas que hagan suyos, apoyen y lleven a la práctica un conjunto de valores fundamentales en materia de: 1)  Derechos humanos; 2) Normas Laborales; 3) Medio Ambiente y; 4) Lucha contra la corrupción.

La Responsabilidad social empresarial en América Latina

Desde luego Brasil y Chile que tienen una larga historia de actividades filantrópicas en el ámbito empresarial son la punta de lanza en este tema, por ejemplo en Brasil, donde más de  400  empresas que cotizan en bolsa  ofrecen reportes públicos, con el término Índice Dow Jones de Sustentabilidad que reflejan compromisos con la responsabilidad social de las empresas y en el Ranking de la revistas de negocios,   han aparecido varias empresas modelos de RSE.

Los orígenes de la RSE en México datan  de mediados del siglo pasado, con dos agrupaciones que apoyaron  el tema: La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) y la Unión Social de Empresarios en México (USEM). En 1988 se crea el Centro Mexicano para la Filantropìa, A.C. (CEMEFI), integrado por más de 400 asociados integrados por Instituciones de Asistencia Privada, dependencia Gubernamentales  e instituciones internacionales.

Posteriormente (en 2000) se ha invitado a participar en el tema al Consejo Coordinador Empresarial (CCE), sumándose también la CONCAMIN.

La CEMEFI, ha otorgado en los últimos doce años el distintivo de Empresa Socialmente Responsable a “572 empresas” (3), cuya convocatoria es publicada  cada año, en la cual se deben  de reunir requisitos de implementación de una gestión responsable en 120 indicadores, dividido en  cuatro aspectos fundamentales: 1) Calidad de vida en la empresa; 2) Ética empresarial; 3) Vinculación de la empresa con la comunidad en que reside y; 4) Cuidado y preservación del medio ambiente. Esta implementación se comprueba con el llenado de ciertos cuestionarios que son verificados  y asegurados.

Para otorgar este distintivo, la CEMEFI, establece las siguientes principales líneas de acción para las empresas que les entreguen su distintivo: (4)

  • Generación de riqueza: Consumidores leales y satisfechos, proporcionar bienes  y servicios que demande la sociedad con eficiencia y alta calidad a precios competitivos.
  • Ética empresarial para todas las partes relacionadas, transparencia en los procesos de licitación y sustentabilidad en las cadenas de valor.
  • Calidad de vida en la empresa que fomente un ambiente de trabajo saludable, estimulante, seguro, creativo sin distinción de género, entre otros. Salarios justos a los colaboradores, oportunidad de superación personal y profesional, efectuando un balance entre la vida y el trabajo.
  • Desarrollo de la comunidad, identificando las necesidades, impulsando la colaboración de las partes y promoviendo mercados potenciales.
  • Innovaciones tecnológicas que propicie calidad de los bienes y/o servicios, así como equipos y sistemas que no comprometan a la explotación de recursos naturales, control de la contaminación y en general tecnología  en pro del medio ambiente
  • Sustentabilidad en el cuidado y preservación del medio ambiente, cumpliendo con requisitos establecidos por la Ley..

México ha avanzado en este camino, ha logrado establecer la norma mexicana de responsabilidad social NMX-SAST-004-IM-NC-2004, que marca la directrices  para la implementación de un sistema de gestión de responsabilidad social, como resultado de sesiones de trabajo y consenso de los grupos de interés.

Adicionalmente México ha celebrado convenios Internacionales en donde se ha comprometido a incentivar con instrumentos económicos (Fiscales y financiamiento) a empresas que efectúen acciones o inversiones en pro del medio ambiente.

Así pues, en nuestro país como en la órbita internacional, se están generando múltiples modelos  de gestión  basados en los principios de la RSE hacia el objetivo principal de sustentabilidad y con una clara tendencia al desarrollo de estándares de medición; por lo que es necesario hacer conciencia con nuestros empresarios, de que el concepto RSE no es un elemento de relaciones públicas o eslogan publicitario, sino el eje de las estrategias empresariales para fomentar la competitividad a nivel mundial.

1 Definición elaborada por la Comisión de la Comunidad Europea y Pacto Mundial.

2 Somoggia Laura “Màs que una estrategia una  filosofía” Revista Harvard Review. Ediciòn especial “Factor Social”, agosto 2005.

3  Datos obtenidos del CEMEFI

4 Alianza para la Responsabilidad Social Empresarial. http://www.cce.org.mx/cce/aliarse/

 


About the Author

*Juan Antonio Palacios Suárez. Licenciado en Contaduría de la UNAM. Maestría en Administración. Certificado por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP). Ex Pte. del Colegio de Contadores de Cancún. Socio de auditoria de la firma Crowe Horwath Gossler, Auditores y Consultores. juan.palacios@crowehorwath.com.mx www.gossler.com.mx



Back to Top ↑