Comunidad

Published on January 6th, 2018 | by Revista Gente

¿Por qué al ex gobernador Roberto Borge se le mantendrá en prisión?

El ex gobernador prófugo Roberto Borge ya regresó a México y enfrentará su proceso penal tras la rejas, según dictaminó un juez federal. Al expriista se le acusa de un desfalco de alrededor de 14 mil 763 millones de pesos (más lo que se acomule), además de lavado de dinero, aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de la función pública y peculado.

La Procuraduría General de la República (PGR) lo considera presunto responsable de “idear y ejecutar un plan” para enajenar y vender las propiedades del estado a su círculo cercano de familiares y amigos, por un precio hasta 80% inferior a su valor comercial. Por estos hechos, Borge habría ocasionado un quebranto al patrimonio del estado por 900 millones 99 mil 417 pesos. Sin embargo, esto no es todo, pues a nivel local, la Auditoría Superior le atribuye a Borge y su equipo el presunto mal manejo de más de 11 mil 813 millones de pesos del erario.

Además, diputados locales exhibieron gastos multimillonarios para uso personal, cuyo monto asciende a los casi mil millones de pesos de 2011 a 2016, así como mil 50 millones de pesos por el dinero recibido de una concesionaria de agua. En total, el desfalco de Borge suma al menos 14 mil 763 millones de pesos.

A las 17:01 horas del pasado jueves 4 de enero arrancó en el penal de Neza-Bordo la audiencia del exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, donde se le leyeron los cargos en su contra, aunque en esta ocasión se le dictó todo lo relativo a lavado de dinero, delito federal que se le imputa y por el cual no emitió declaración alguna.

Miguel Ángel Pech, fiscal general del estado de Quintana Roo, indicó que existen tres carpetas de investigación contra Borge por peculado, desempeño irregular de la función publica y aprovechamiento ilícito de poder.

“Si sumamos estas tres carpetas hay un quebranto hacia el estado de 3 mil 124 millones 823 mil 279 pesos”, indicó el funcionario.

Para la ejecución del mencionado delito, Borge Angulo nombró a Claudia Romanillo Villanueva y a Soraya Guadalupe Manzanillo para que participaran en la venta de los terrenos a través de empresas fantasma y en beneficio de familiares y amigos del exgobernador, entre ellos su propia madre, María Yolanda Angulo.

Los 22 predios de los que se habla en la causa van de los 500 metros cuadrados hasta los 20 millones de metros cuadrados y están ubicados en municipios del estado como Cancún, Tulum, Isla Mujeres, Playa del Carmen, Tulum, Akumal y Majahual, entre otros.

Una vez que se concluya la parte procesal inicial por el citado delito federal, el exgobernador será notificado también de las órdenes de aprehensión en su contra por delitos del fuero común.

El juez federal determinará si autoriza el traslado de Borge a Quintana Roo, si las audiencias son por videoconferencia, o si la autoridad de la entidad se traslada al lugar donde quede internado el exmandatario para realizar esas audiencias.

La Fiscalía del estado anunció que podría ampliar el número de ilícitos a Borge, pues advirtió que “no está restringido el derecho de esta representación social para ampliar a más delitos”.

Cabe recordar que Borge Angulo fue detenido el 4 de junio pasado en el Aeropuerto de Tocumen, Panamá, cuando se disponía a abordar un vuelo que lo llevaría a París, Francia.

En Panamá, Borge enfrentó un proceso de extradición a México que se agotó en diciembre pasado cuando la Corte Suprema de aquel país resolvió a favor de la entrega del mexicano al no hallar evidencia de violación al proceso en su contra.

La mañana del pasado viernes 5 de enero, el juez federal Artemio Zúñiga vinculó a Borge a proceso por el delito de lavado de dinero por el orden de los 900 millones de pesos.


Se le dictó prisión preventiva justificada ante el riesgo de fuga y las tres órdenes de aprehensión que existen en su contra en Quintana Roo por los delitos de peculado, ejercicio indebido del servicio público y abuso de poder.

Durante la audiencia, el juez federal Artemio Zúñiga reconoció que no conocía el expediente, por lo que su resolución se basaría en la información que se le proporcionara durante la audiencia.

El exmadatario fue enviado al Ceferepsi ya que su defensa argumentó que padece depresión, problemas renales y el síndrome denominado “síncope vasovagal” por lo que debería tomar medicamentos todos los días.

De esta forma, el ex gobernador cumplirá con la prisión preventiva justificada tras ser vinculado a proceso por el delito de lavado de dinero en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial.


About the Author



Back to Top ↑