Comunidad

Published on January 11th, 2018 | by Revista Gente

Plataforma que revolucionó la música

El sueco Daniel Ek, lanzó Spotify, la preciada bolita verde, que nos ayuda a encontrar música a velocidades que no nos podríamos imaginar tan solo hace 15 años.
Si no puedes contra un enemigo, unírtele… aunque… no siempre es la única o la mejor solución. En la actualidad uno pensaría que esto solo aplica a enemigos pequeños y endebles, como una plaga de hormigas, o poca memoria en el celular; pero cuando tu enemigo lleva por nombre, ni más ni menos que La Industria Musical, que ha controlado la distribución, consumo y difusión del cuarto arte desde hace casi un siglo, entonces las soluciones en su contra parecen desvanecerse como las ventas de cassettes desde los últimos 20 años.

¿Era imposible siquiera pensar en competir contra aquel gigante acaparador y casi monopolizante? Afortunadamente para muchos, la respuesta es no, pero sí hace falta una mente creativa e innovadora, como la del empresario sueco Daniel Ek, que con una gran demostración de ingenio en conjunto con su equipo lanzó el 23 de Abril de 2006, Spotify: la preciada bolita verde, que nos ayuda a encontrar nuestra música a velocidades que no nos podríamos imaginar hace 15 años.

Esta casi utópica plataforma comenzó una contienda tácita en contra de la Industria Musical. Lo que la diferenciaba de las plataformas tradicionales de música como Ares, Limewire o descargas de Torrents, que era la total legalidad de los archivos de música gracias al Streaming, que genera ingresos monetarios a los autores de la música.

Además, efectivamente Spotify disminuye la cantidad de piratería; una relación de ganar-ganar en la cual la plataforma ofrece servicios a los usuarios simplemente incomparables, ya sean usuarios con cuentas gratuitas o clientes que hayan pagado la suscripción. Ambas clases de usuario tienen acceso a un aproximado de 30 millones de canciones y de esta manera, Spotify ha disminuido el número de descargas ilegales de canciones, desde una grotesca cifra de 1.2 billones de descarga, a 210 millones.

Muy a pesar de este casi milagroso suceso en materia de piratería, Spotify ha recibido críticas de parte de otras plataformas, y de grandes exponentes de la Industria como Taylor Swift o Thom Yorke. Ellos reclaman y catalogan al servicio de Spotify como una ofensa al trabajo de los artistas, muchas veces mal informados justamente sobre las formas de pago de parte de Spotify, que regresa aproximadamente el 70% de los ingresos generados por las reproducciones, descargas y listas de reproducción atribuidas a la página del artista dentro de la plataforma.

Así es entonces fue como Spotify creó una reputación y alcance sustancialmente mayor a la de sus competidores y logró establecerse oficialmente en el mercado internacional en países como Alemania, Francia, Grecia, Italia, Japón, Filipinas, República Checa, gran parte de Latinoamérica y por supuesto, Estados Unidos; apenas hacia el 2012.

Spotify demostró de esta forma, que era sólo cuestión de tiempo para que la Industria de la Música como organismo dominante en el mercado artístico, se viera cuestionada y puesta en jaque por el desarrollo tecnológico y el ingenio de Daniel Ek y Martin Lorentzon que con su innovador producto, aunque polémico en muchas ocasiones, demostraron cómo pueden combatir enemigos gigantes cual si fueran hormigas, o poca memoria en el celular.

*Pablo Zapata. Lic. Ciencias y Técnicas de la Comunicación. Director Creativo de Revista Outsider Cancún. Colaborador en Revista Gente Q. Roo. pablozap2301@gmail.com   Twitter: @Pabloozap


About the Author



Back to Top ↑