Cultura Empresarial

Published on April 1st, 2009 | by Leslie Hendricks y Hugo Alday

0

El Chile Habanero: Denominación de Origen

Una Denominación de Origen es definida por la Ley de Propiedad Industrial como aquel nombre de una región geográfica que sirva para designar un producto originario de la misma, y cuya calidad o característica se dan exclusivamente en esa región debido al medio geográfico comprendido por los factores naturales y humanos.

En el mes de agosto de 2005 la Asociación Civil denominada Chile Habanero de Yucatán  dio inicio a sus trámites de solicitud de registro de la Denominación de Origen CHILE HABANERO DE YUCATÁN, Declaratoria General de Protección que fue otorgada por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) con fecha 3 de octubre y fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de octubre de este mismo año.

Dentro de las características de cultivo y producción que dieron origen a la Denominación de Origen señaladas por Chile Habanero de Yucatán, A.C., se encuentran: la preparación del terreno, la determinación de densidad de población, el trasplante, la fertilización, la forma de riego y el manejo fitosanitario. Además de la forma de preparación de la pasta o puré de chile habanero, la elaboración del deshidratado y por último el proceso de elaboración de la salsa, abarcando únicamente a todos los municipios del estado de Yucatán.

En octubre de 2007 en el procedimiento de registro, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, un extracto de la solicitud de Denominación de Origen a la que inmediatamente recayeron en noviembre de 2007 sendas solicitudes de adhesión de los gobiernos de Campeche y Quintana Roo, a través de los respectivos secretarios de Desarrollo Rural, con la firme intención para ampliar la protección de la solicitud a dichos estados.

A través de tal solicitud de adhesión cualquiera que demostrase interés jurídico puede ostentar o formar parte de la Denominación de Origen Chile Habanero de Yucatán, y en ese sentido los secretarios de Desarrollo Agropecuario Rural e Indígena y de Desarrollo Económico de Quintana Roo con fundamento en el artículo 158 fracción tercera presentaron su solicitud de adhesión.

En dicho documento, además lograron demostrar la identidad en la producción de la región denominada península de Yucatán en factores climatológicos y de cultivo. Esto se complementó con un documento en el que cumplieron todos los requisitos del artículo 159 de la ley en la materia, siendo llevados de la mano por la entonces delegada del sureste del Instituto Mexicano de Propiedad Industrial, Esperanza Rodríguez.

Fue tal el interés de los tres estados que en el mes de diciembre fue presentada una solicitud signada por los gobernadores de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, a efecto de solicitar la protección para toda la península de Yucatán, manifestando su interés por modificar el sentido de la solicitud original presentada por Chile Habanero de Yucatán, A.C. y proponiendo como nombre de la Denominación de Origen CHILE HABANERO DE LA PENÍNSULA DE YUCATÁN.

En este sentido, los tres estados convinieron en ampliar el espacio de protección de la solicitud de denominación de origen y con esto ampliar el nombre a la Península de Yucatán. Para ello no existe en la Ley de Propiedad Industrial, en su Reglamento y en los tratados internacionales ningún impedimento para llevar a cabo tal solicitud, al contrario, con el hecho de que los interesados demuestren que cumplen con los requisitos y principalmente con los factores atmosféricos, ambientales y humanos, con una relación estrecha entre el producto y la región objeto de protección es posible acceder de manera rápida a dicha solicitud de los tres estados que conforman la península de Yucatán.

Como prueba clara de lo anterior, el propio criterio del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (en adelante IMPI) sirve como antecedente en la resolución de temas de gran relevancia como el de la denominación de origen Tequila, ya que luego de la solicitud de Declaratoria realizada en 1973 por Tequila Herradura publicada el 10 de mayo de 1973 en el Diario Oficial de la Federación que amparaba a los estados de Jalisco y Nayarit; sobrevino la publicación de la protección ampliada a seis municipios de Guanajuato y veintinueve de Michoacán mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación de 9 de diciembre de 1974; misma que se amplió nuevamente mediante publicación en el D.O. el 13 de octubre de 1977 agregando a Tamaulipas; lo mismos en  1979 que se adicionó a Michoacán; y en 2001 se agrega el municipio de la Romanita en Guanajuato y parte de Zacatecas.

De igual forma, todos aquellos productores de Yucatán que pretendan hacer uso de la Denominación de Origen CHILE HABANERO DE YUCATÁN, tendrán que sujetarse a las reglas del artículo 169 de la Ley de Propiedad Industrial que entre otras cosas establece que para la autorización del uso de una Denominación de origen tendrán que cumplir con lo siguiente: a) Que el solicitante pruebe que produce o elabora aquellos productos protegidos; b) Cumplir con las Normas Oficiales para la elaboración del producto protegido que emita la Secretaría de Economía; c) Que realice su actividad en el territorio que comprende la Denominación de Origen, es decir, solo los municipios del estado de Yucatán;  d) Presentar una solicitud ante el IMPI para su estudio y pagas derechos; e) Usar la Denominación de Origen en la forma en que fue concedida con una duración de 10 años renovables mediante solicitud y pago de derechos.


About the Author

*Leslie Hendricks y Hugo Alday. Abogados con estudios de Maestría en Derecho Corporativo. Máster Internacional en Propiedad Industrial, Intelectual, Derecho de la Competencia y Sociedad de la Información. Titulares del Despacho ALHEN Abogados® www.alhen.com.mx



Comments are closed.

Back to Top ↑