Comunidad

Published on January 9th, 2018 | by David Lara Catalán

Competitividad y Corrupción

Factores problemáticos en México: corrupción, crimen y robo, ineficiente burocracia gubernamental, inadecuada fuerza de trabajo educada, insuficiente capacidad para innovar, inflación, pobre trabajo ético en la fuerza laboral nacional. Fuente: Índice de Competitividad Global 2017-2018
Hace poco se publicaron los resultados del reciente Índice de Competitividad Global 2017-2018 que publica el Foro Económico Mundial. El Índice para la realización del estudio toma en cuenta 12 pilares, destacan: Instituciones, Infraestructura, Ambiente Macroeconómico, Educación Superior y Capacitación, Eficiencia del Mercado de Trabajo, Disponibilidad Tecnológica, Tamaño del Mercado, Sofisticación de Negocios e Innovación. México ocupa en promedio el lugar 51 de 137 países de esta lista.

Vale la pena revisar, sin embargo, que de los 137 países en el primer pilar que refiere al de las instituciones México se ubica en el lugar 123, en educación superior y capacitación el número 80, en el de eficiencia del mercado laboral el 105 y en el de tamaño del mercado el número 11. Sólo para contrastar un poco: Suiza ocupa el número 1 de este Índice Global pero el tamaño de su mercado ocupa el lugar 39. En todos los demás rubros se ubica dentro de los primeros cinco lugares.

Asimismo, el estudio solicita que los encuestados señalen los 5 factores más problemáticos para realizar negocios en su país. En México el factor más problemático fue la corrupción (20.2), seguido del crimen y robo (12.9), la ineficiente burocracia gubernamental (12.1), inadecuada fuerza de trabajo educada (4.8), insuficiente capacidad para innovar (3.3), inflación (2.7), pobre trabajo ético en la fuerza laboral nacional (2.6), entre otros más. Otra vez para contrastar un poco. El caso Suiza: la corrupción es señalada como factor en sólo 0.6, crimen y robo en 0.0 y la inflación en 0.0, aunque el rubro de ineficiente burocracia gubernamental es de 19.0, mayor que en México.

Algunas cuestiones que me parecen relevantes. En primer lugar, el tamaño de nuestro mercado tiene un gran potencial como para generar mayor productividad, más inversiones y, en consecuencia, mejores empleos y mejor pagados; sin embargo, el factor que sigue minando nuestra competitividad y desarrollo es la corrupción, seguida del crimen y robo. Otro punto interesante, claro en menor escala, es el que refiere a la inadecuada fuerza de trabajo educada.

Por otra parte, una mirada rápida nos dice porque es fundamental el problema de corrupción que vivimos, por citar un ejemplo: Suiza con un tamaño menor de mercado que México pero con 0.6 problemas de corrupción y 0.0 en crimen y robo se sitúa en el número uno a nivel global. Estoy de acuerdo en que algunas voces dirían: ¡bueno, pero es Suiza y no nos podemos comparar! Sin embargo, ya la misma expresión encierra una compleja cuestión cultural: nos comparamos con los iguales o peores, respiramos profundo y decimos: ¡ahí la llevamos!, pero no vemos los casos de éxito que nos podrían servir como los grandes retos y metas por alcanzar.

Me pregunto si estaremos de acuerdo en que estos datos del Foro Económico Mundial pueden ser una evidencia de la importancia de factores morales tales como el respeto, la justicia, la solidaridad como factores que transforman económica y socialmente a los países junto con el desarrollo tecnológico y científico. Desde luego vistos como temas periféricos y no como el centro de desarrollo.

Concluyo con una idea de Amartya Sen: “Lo que pueden conseguir positivamente los individuos depende de las oportunidades económicas, las libertades políticas, las fuerzas sociales y las posibilidades que brindan la salud y la educación básica”.

 


About the Author

Maestría en Gestión Pública Aplicada del ITESM. Diplomado en Filosofía UIA. Actualmente director del Planetario de Chetumal. Catedrático en la Universidad de Quintana Roo. Autor de la Melancolía en tiempos de la modernidad. Plaza y Valdés (2001). Y de próxima aparición Apuntes desde la lejanía. Plaza y Valdés (2016). dalarac@hotmail.com



Back to Top ↑