Cultura Empresarial

Published on January 11th, 2018 | by Revista Gente

0

¿Cómo crecer sin más deterioro ambiental?

En los inicios de la segunda mitad del siglo pasado, uno de los retos que las sociedades de la época estaban empeñados en enfrentar, consistió en la conquista y explotación de los recursos naturales. Los resultados en la materia se entendían como avances del desarrollo, ante lo que se conceptualizaba como recursos inagotables.

La historia reciente ha demostrado el grave error de esta visión parcial, cuyas consecuencias en el desequilibrio ecológico ocasionadas por el uso irracional del medio ambiente, representa una prioridad política, económica y social que demanda acciones contundentes, rápidas y eficientes, a fin de restituir en lo posible el deterioro causado, y al propio tiempo, mantener aquellos ecosistemas que aún conservan sus servicios ambientales en condiciones adecuadas.

La toma de conciencia sobre la perdida de la riqueza biológica del planeta ha sido lenta en comparación con el impacto. Sin embargo, cada día hay más organizaciones de la sociedad que buscan frenar el deterioro ambiental que amenaza la sobrevivencia del hombre mismo.

El movimiento de conservación requiere, no sólo de la buena voluntad e interés de personas comprometidas. Es menester la integración de especialistas en diversas disciplinas y la visión de los actores de las actividades productivas, a fin de diseñar estrategias integrales de corto, mediano y largo plazo.

El trabajo de campo de biólogos, los expertos en recaudación de fondos, los abogados y estudiosos de las ciencias políticas que estructuren políticas públicas y marcos legales, los antropólogos y sociólogos que incorporen a las comunidades rurales, los planificadores urbanos, los inversionistas y prestadores de servicios, son parte del conjunto indispensable para el éxito de proyectos sustentables.

El principio rector es precisamente encontrar los rumbos que den certeza a los dos ejes torales de toda sociedad que aspire a su desarrollo integral, la convivencia armónica y equilibrada entre el aprovechamiento racional de los recursos naturales que promueva y fomente el crecimiento económico y el bienestar de la población y la preservación del medio ambiente. Estos dos elementos, sin duda compatibles, son la vía que garantiza un desarrollo sostenido y sustentable, y la generación de una cultura ambiental.

Para el Estado de Quintana Roo es un imperativo que todos los sectores de la sociedad aporten su talento, recursos y esfuerzos para lograr un manejo sustentable de la biodiversidad, riqueza que incide en todos los ámbitos del desarrollo, particularmente en la actividad turística, motor de la economía.

En este contexto, la organización de la sociedad civil Amigos de Sian Ka’an, fundada en 1986, y que ha alcanzado el reconocimiento nacional e internacional por la relevancia de sus proyectos en el ámbito de la conservación del medio ambiente, ha convenido con la incorporación de algunos miembros distinguidos de la sociedad chetumaleña a su asamblea de asociados, impulsar una serie de proyectos y actividades en la región frontera sur de la entidad.

Con este importante cimiento, se podrán iniciar acciones y proyectos relacionados con la investigación científica, la política y educación ambiental, el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, así como la participación social en programas de conservación.

Renglón fundamental de esta iniciativa, es el fortalecimiento y ampliación de las alianzas estratégicas con los tres ámbitos de gobierno, con los centros de investigación y de educación superior de esta región del Estado. De esta manera, la sociedad civil, organizada en una instancia seria y profesional, contribuirá al logro de tan relevante propósito.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑