Cultura Empresarial

Published on May 5th, 2017 | by Juan Antonio Palacios

Bitcoin: la divisa digital

El Bitcoin o criptodivisa disrumpe con el esquema tradicional de economía

Es vox pópuli, escuchar y ver en gran publicidad en internet y en general en las redes sociales, que inviertas en bitcoin como la moneda o criptodivisa de uso mundial para efectuar transacciones por internet, más redituable incluso, que otras monedas y el mismo oro, donde se estima que para 2017 tenga un rendimiento de hasta el 100%. Esta moneda digital que inicio en el año 2009 con un valor de menos de un centavo de dólar (0.00076)  por moneda,  a esta fecha se encuentra a $1,090 USD; en febrero del 2001 superó a $1.00 usd por bitcoin, ¡así o más atractivo!

Pero ¿qué es Bitcoin?

Es una moneda digital criptográfica, desconcentrada y autorregulada sin un banco central, por medio de internet, cuyo valor está dado por la confianza y volumen de las transacciones contabilizadas en una gran base de datos, que utiliza un sistema de cadena de bloques  denominada  tecnología blockchain.

En la página https://coinmarketcap.com/ se puede observar el mercado de cambios de las principales 100 criptomonedas, siendo líder bitcoin, con una circulación de 16,175,000  (a la fecha de emisión de este artículo) y se estima que el límite del circulante de esta moneda será de 21,000,000.

Cómo ya comentamos, el bitcoin utiliza como columna vertebral el blockchain, pero ¿qué es blockchain?

Uno de los principales usos del blockchain son las criptomonedas o monedas electrónicas, que son un medio para intercambiar bienes y servicios dentro de la nube de internet y que utilizan el principio denominado peer to peer, esto es, enviar de manera directa la criptomoneda de un monedero electrónico a otro en cualquier lugar del mundo, sin la participación de intermediarios.

El sistema blockchain es un registro de transacciones digitales que se integra en una gran base de datos pública y descentralizada que permite el intercambio de datos, incluyendo operaciones financieras, incluyendo por supuesto a bitcoin. Además de la seguridad basada en bloques codificados y autentificados, la velocidad con la que se realizan las validaciones es otro de los beneficios que trae consigo este nuevo sistema financiero.

Las entidades bancarias apuestan por el ‘blockchain’ como una herramienta para generar negocio, pero entienden que es necesario asentar un marco jurídico que le otorgue más seguridad y credibilidad. 2

Regresando a nuestra clase de principios de economía, aprendimos a que el valor de una moneda de una país o región, está entre otras variables, en función a su crecimiento de producto interno bruto con respecto al crecimiento de la población, a la fortaleza de su balanza comercial de exportaciones contra importaciones y desde luego, el factor riesgo de país como estabilidad económica, en sus tasas de interés e inflación, que permite a otros países atraer o desalentar las inversiones.

La tecnología de la cadena de bloques denominado  blockchain, que es la base de programación del bitcoiin, disrumpe con el esquema tradicional de economía, excepto por el precio determinado por la oferta y demanda.

Por ser una moneda virtual, no regulada por ningún banco central, no existe una normatividad expresa que emita algún organismo financiero, como la Comisión Nacional Bancario y de Valores (CNBV), o alguna entidad financiera extranjera que se tengan que enviar información, la regulación está cuando el resultado de estas transacciones de bitcoin se ingresa al contravalor al sistema financiero  mexicano o extranjero.

Empresas que ofrecen bitcoin y otras criptomonedas en México, a la compra y venta, son algunas casas de cambio y como intermediarios financieros requieren autorización de la CNBV; es decir, el hecho que sea una casa de cambio autorizada ofrezca el cambio de criptomonedas, no significa que te den garantía del valor de recuperación o aceptación.

Cabe mencionar que ya existen establecimientos que aceptan los bitcoin como medio de pago electrónico, empresas grandes como Microsoff, Dell, Expedia y otras medianas y menores, la cual se puede consultar la página http://mercadobitcoin.com/ en donde aparece una lista de empresas  en todo el mundo.

A continuación, algunas limitaciones que puede tener esta moneda para que no se desarrolle como la moneda del futuro, como predicen algunos promotores del bitcoin:

  1. Restricciones de los gobiernos de los países, con el tema de que no existe regulación y pueden ser actividades vulnerables a lavado de dinero y/o evasión de impuestos.
  2. Poca aceptación en el comercio electrónico y en tiendas.
  3. Comisiones costosas y tardías en la conversión a monedas convencionales.
  4. Ataques cibernéticos.
  5. Cambios de protocolos que sean vulnerables a la crítica pública.
  6. Reclamaciones por derechos de propiedad intelectual.

Aún y cuando este nueva modalidad en el uso de monedas digitales en transacciones  por internet,  es disruptivo al esquema  de pagos electrónicos de monedas de uso corriente del país que lo controla, ambos tienen la peculiaridad  que están basados en el  principio básico de  la confianza y aceptación del público  y por la tanto en la Ley de oferta y demanda de un mercado.

 

Fuentes:


About the Author

*Juan Antonio Palacios Suárez. Licenciado en Contaduría de la UNAM. Maestría en Administración. Certificado por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP). Ex Pte. del Colegio de Contadores de Cancún. Socio de auditoria de la firma Crowe Horwath Gossler, Auditores y Consultores. juan.palacios@crowehorwath.com.mx www.gossler.com.mx



Back to Top ↑