Cultura Empresarial

Published on November 19th, 2017 | by Laura Alvarez Alvarado

¿Agobias a tu pareja? ¡Reflexiónalo!

Los agobios que implican distanciamiento pueden ser el principio del fin. Si nuestra vida se complica por factores externos, lo que más buscas es apoyarte en tu compañero (a), pues tu pareja no se percibe como una carga, sino como un sostén y un alivio.

Cuando las cosas van bien, nos sentimos excelentes, pero cuando van mal, no hay nada peor para los nervios que una mala relación con la persona a la que estás afectivamente vinculado.

Una mala convivencia mata cualquier posibilidad de bienestar, y si se mantiene en el tiempo acaba generando problemas muy serios. Es mucho mejor no llegar a esos extremos, y aclarar las cosas antes. Y si no es posible, hasta tendrás que plantearte si estás con la persona adecuada.

El agobio de uno de los miembros de la pareja hacia el otro es uno de los principales motivos de discusiones. Hay personas que agobian mucho a su pareja con preguntas constantes, con temas de celos u otro tipo de circunstancias.

Cuando actúas de este modo la persona a la que quieres, lejos de hacerte más caso lo que va a hacer es alejarse de ti. La sensación de agobio es semejante a la asfixia, es decir, es la sensación de que hay algo que te impide respirar de forma adecuada.

En cambio  en un amor equilibrado, tienes la sensación contraria.  De estar con una persona que te perfecciona, te valora y te quiere de verdad. Y puedes disfrutar de la sensación de libertad en el seno de la convivencia porque estás con alguien que no te vigila, ni te agobia. Sencillamente, estás con alguien que confía en ti porque sabe quién y cómo eres.

Las discusiones de pareja son, desafortunadamente pequeños desacuerdos que pueden ir haciéndose más grandes, hasta que desembocan en una crisis. El aumento del tiempo de convivencia entre los miembros de la pareja hace crecer la sensación de agobio y a partir de ahí, todo puede  empeorar. Por ello es bueno hacerse un auto examen de vez en cuando y preguntarse ¿Soy de las/los que agobia a su pareja?

En una relación, es necesario que las dos personas tengan un espacio propio. Invadir el espacio del otro, aunque a veces pueda parecer romántico o necesario no lo es y solo contribuye a empeorar la relación. Muchas veces no eres consciente de la presión que ejerces en tu pareja hasta que ya es muy tarde.

Las señales de agobio deben hacerte plantear tu actitud dentro de la relación, se pueden descubrir en el día a día, incluso dentro de las acciones que, para ti son normales.

Cuestionamientos permanentes

Pueden ser cuando de regreso a casa se convierte en un interrogatorio. Es cierto que parte de vivir en pareja es poder crecer y mejorar como persona. Hacer señalamientos sobre actitudes inadecuadas o sobre los errores que cometa la pareja, es un aporte para avanzar en este sentido.

Pero estar permanentemente evaluado puede por generar inseguridad o llevar a que la persona se sienta atacada y reaccione para defenderse con rabia o rechazo.

Los celos

Las escenas de celos continuas son otro de los grandes indicadores del agobio que ejerces a tu pareja. Experimentar temor de perder al otro es un sentimiento que cabe dentro de una relación y que lleva a cuidarlo y a expresarle nuestro afecto.

Los celos que se extienden a los amigos, la familia, el trabajo e incluso, los hijos pueden llevar a grandes desencuentros. Detrás de la idea de “solo te quiero para mí” puede existir una profunda inseguridad o necesidad de posesión que pueden ser extremadamente dañinos para una relación.

Encargar a la pareja la felicidad propia

Sentir que depende de mí hacer que mi pareja se sienta satisfecha y feliz puede ser halagador. Esta puede ser una expresión que indica el grado de importancia que un miembro de la pareja tiene para el otro. Sin embargo, buscar ser felices es la tarea más importante para construir en proyecto de pareja, por lo tanto esta le corresponde a los dos.

Todos estos indicios pueden ser, en un primer momento considerados como normales, pero no lo son. El amor por una persona no es poseerla porque el agobio es una muy pobre explicación para justificar la falta de atención, de cariño y de comunicación.

Los cambios de actitud repentinos y los agobios en la pareja no aparecen solos, suelen aparecer de la mano de un tercero por el que precisamente, nuestra pareja está sintiendo de todo menos agobio.

Si en mi trabajo me va mal o tengo problemas familiares, mi compañero/a de vida es mi reducto de paz, mi descanso. En caso de percibirlo como una carga o un fastidio, hay un serio problema.

Como evitarlo

Es necesario cambiar de actitud, ya que solo trae consecuencias negativas. Estos son algunos consejos.

  • Lo mejor para intentar dejar de agobiar a tu pareja es cambiar de filosofíade vida. Muchas veces el agobio es una consecuencia directa del miedo a perder a tu pareja, por lo que es sumamente importante comenzar a pensar en el presente y hacer un esfuerzo por mejorar tu autoestima. De esta manera, evitarás agobiarle y, además, disfrutarás más de la relació
  • No abuses del teléfono ni de las nuevas tecnologías para tenerle vigilado/a en todo momento, mejor una vez que llegue o lleguen a casa,  platicar sobre  el día que tuvieron, sin

Es normal que te mantengas en comunicación con tu pareja, pero un control casi judicial sobre cada uno de sus actos es una acción que terminará por asfixiarla.

  • En una pareja, los dos miembros tienen derecho a su propia libertad y privacidad, por lo que ver el teléfono o el correo de tu pareja no va a ser nada beneficioso para la relació

Confiar en la otra persona, darle libertad para hacer sus propias actividades y respetar sus espacios individuales son aspectos muy valiosos en las parejas.

Solo ten cuidado de no asumir esta postura frente a muchos aspectos de la relación, pues ese extremo también puede excluir al otro/a de cosas importantes y terminar llevando a la pareja a tener mundos separados.

Ten muy presente que una relación que marcha bien, en la que ambas personas tienen lugar para tener una vida propia y donde hay libertad, equilibrio y correspondencia, no hay sitio para el agobio.

Si te esfuerzas por  llevar estos sencillos consejos a la práctica y lo complementas con la comunicación en pareja, uno de los pilares fundamentales, podrás evitar muchas complicaciones. Tomar un tratamiento psicológico en pareja con un profesional, podrá ayudarles y guiarles en el proceso.

 


About the Author

*Laura Álvarez Alvarado. Psicóloga Clínica. Maestría en Desarrollo Humano. Doctorado en Terapia Familiar. Fundadora de la Clínica de Asesoría Psicológica. Fundadora y Presidenta del Centro de Asesoría para Depresivos. Tels. 2-89-83-74 y 2-89-83-75 Cel. 998-577-38-60 laurisalbavera@hotmail.com www.clinicadeasesoríapsicologica.com



Back to Top ↑